Octogenario se escapa de la Residencia, y acaba en Kharma

Se trata de una entrañable historia de pasión y lucha por la vida.

La historia tuvo lugar la semana pasada. Su protagonista es Miguel Reina. Un anciano de 82 años que, al contrario de lo que puedan decir sus apariencias, dentro contiene un espíritu joven.

Miguel, vive desde hace un par de años en una residencia. Dicha residencia (no diremos cual para no publicitar) se encuentra aproximadamente a unos 800 metros. Y fue, a las 23:00 del Jueves pasado, cuando desde la Residencia se alertó, a la Policía Local, de la ausencia del residente de la habitación número 57.

Tras varias horas de patrulla y dispositivo especial para la búsqueda de este mayor, se le encontró sano y salvo justo en la calle contigua de la conocida discoteca Kharma, bien entrada la madrugada, junto a unos jóvenes que estaban a punto de comenzar un after.

Según declaraciones de la Policía Local: “Miguel fue hallado en perfectas condiciones. Salió a dar su habitual paseo de la tarde, y pasó por delante de la discoteca, que celebraba una fiesta pre-halloween. Le picó la curiosidad y decidió entrar.” A lo que añaden: “Según nos comentó el mismo, es un espíritu joven; las luces y las pintas de la gente le llamaron la atención, por lo que decidió entrar a ver que había allí. Y una vez dentro, se lo estaba pasando bien y se quedó”

Todo acabó felizmente. Miguel fue devuelto a su residencia habitual. Eso sí, con ganas de repetir seguramente.

Author: Condon De Jaen

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *